Descubriendo el tratamiento ideal para el óvalo facial

En la búsqueda de un cutis perfecto, es necesario prestar atención a todas las áreas de nuestro rostro. Uno de esos aspectos fundamentales en la estética facial es el óvalo facial, que se refiere al contorno general del rostro. Para lucir una apariencia fresca y rejuvenecida, tener en cuenta el aspecto del óvalo facial es esencial.

Entendiendo el concepto de óvalo facial

Por óvalo facial nos referimos al área comprendida entre los pómulos, la mandíbula y la frente. Pero más allá de esto, es importante señalar que cada persona tiene un tipo diferente de rostro según su forma: ovalada, redonda, rectangular, diamante, cuadrada o triangular. Esta clasificación puede ser útil para determinar qué tipo de tratamientos son los adecuados para mejorar nuestra estética facial con la finalidad de lograr una armonía propia e individual.

Tratamientos y técnicas para mejorar el óvalo facial

Existen diversos tratamientos eficaces para mejorar el óvalo facial. Estos pueden ser tanto no invasivos como quirúrgicos, dependiendo de las necesidades específicas de cada persona. Conócelos a continuación:

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es una técnica no invasiva que utiliza ondas electromagnéticas para generar calor y estimular la producción de colágeno en las capas profundas de la piel. Este proceso ayuda a tensar y tonificar la piel del óvalo facial, reduciendo la flacidez y mejorando su volumen. Es un tratamiento seguro que ofrece resultados progresivos y naturales, requiriendo cierto número de sesiones para obtener los efectos deseados.

Hilos tensores

Los hilos tensores son una opción mínimamente invasiva para aquellos que buscan una mejora en el contorno facial sin someterse a una cirugía plástica. Consiste en la aplicación de hilos de material biocompatible debajo de la piel, generando un efecto tensor y potenciando la producción de colágeno. Además, esta técnica ayuda a estimular la circulación sanguínea, lo que permite mejorar la firmeza y elasticidad de la piel en la zona tratada.

Toxina botulínica (Botox)

El uso de toxina botulínica, conocida popularmente como Botox, puede ser eficaz en la mejora del óvalo facial al relajar temporalmente algunos músculos faciales. Esto ayuda a eliminar las arrugas y líneas de expresión causadas por el envejecimiento y los gestos habituales, dando lugar a un aspecto más juvenil y distendido. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este tratamiento debe realizarse periódicamente para mantener los resultados obtenidos.

Rellenos dérmicos

Los rellenos dérmicos son sustancias biocompatibles, generalmente a base de ácido hialurónico, que se utilizan para dar volumen y redefinir zonas específicas del rostro. Para mejorar el aspecto del óvalo facial, se pueden aplicar en los pómulos, la línea de la mandíbula y otros puntos clave. Estos rellenos ofrecen resultados inmediatos que duran aproximadamente 6 a 12 meses, después de lo cual es necesario realizar un nuevo tratamiento.

Lifting facial

El lifting facial es una intervención quirúrgica que se realiza para eliminar el exceso de piel y grasa en las áreas del óvalo facial y del cuello, así como reposicionar los músculos subyacentes. Esta técnica permite obtener resultados más duraderos y significativos, siendo recomendada especialmente en personas que presentan flacidez y descolgamiento severo del contorno facial.

Cuidados complementarios para mantener un óvalo facial saludable

Además de los tratamientos mencionados, hay otros consejos y rutinas que podemos seguir para mantener un óvalo facial saludable:

  • Limpiar y tonificar: La limpieza diaria y la aplicación de un tónico nos ayudarán a mantener una piel fresca e hidratada, evitando problemas como el envejecimiento prematuro, la pérdida de firmeza o las imperfecciones.
  • Hidratar y proteger: La hidratación profunda con cremas específicas, junto al uso de protector solar, son fundamentales para cuidar nuestra piel del rostro y evitar el deterioro provocado por factores externos como el sol o la contaminación.
  • Realizar ejercicio físico: Practicar deporte de forma regular es beneficioso para nuestra salud en general y especialmente para nuestro rostro, ya que ayuda a tonificar los músculos faciales y mejorar la circulación sanguínea.
  • Masajes faciales: Realizar masajes periódicamente en el área del óvalo facial puede ayudarnos a descontracturar los músculos, estimular la producción de colágeno y mejorar la firmeza y elasticidad de nuestra piel.

En conclusión, es recomendable considerar las diferentes opciones de tratamiento para el óvalo facial y llevar a cabo buenos hábitos de cuidado personal. Con estos consejos lograrás una apariencia más joven, fresca y armoniosa.

Un equipo de expertos en estética dedicado a ti.

Porque sabemos que cada paciente es único buscamos crear una fusión perfecta entre salud, belleza y bienestar en cada uno de nuestros pacientes.

Dra. Solange Blanco

Médico estético

Dr. Julián David Higuera

Médico cirujano

Aprovecha la opciones de financiación.

PAGA A PLAZOS

A partir de 150 € podrás financiar, entre 3 y 24 meses, todos nuestros servicios y programas.

No te quedes sin tu tratamiento de bótox en Barcelona.

Carrito de compra
Scroll al inicio