Todo sobre armonización facial.

La armonización facial es una técnica de medicina estética que ha cobrado gran popularidad en los últimos años.

Su principal objetivo es resaltar y mejorar la belleza natural de cada persona, considerando sus características individuales y buscando un equilibrio entre todos los rasgos faciales. 

En este artículo, conocerás todo lo necesario acerca del proceso, sus técnicas y beneficios. 

¿Qué es la armonización facial?

Se trata de un conjunto de procedimientos médico estéticos que varían según las necesidades y expectativas de cada paciente. La armonización facial integra diversas técnicas médicas como la corrección de arrugas o tensado de tejido, la modificación de facciones y estructuras faciales como nariz, línea mandibular  o pómulos buscando siempre un resultado óptimo y proporcionado.

Elementos clave de la armonización facial.

Existen tres aspectos fundamentales que se toman en cuenta al realizar una armonización facial:

Belleza natural. Se busca potenciar aquello que hace único a cada rostro manteniendo su esencia individual. Los tratamientos son delicados y no invasivos para asegurar un resultado natural.

Corrección de la simetría y estructura facial: El objetivo es aportar equilibrio y proporcionalidad a los rasgos faciales preservando la funcionalidad fisiológica y mecánica como el correcto parpadeo, la masticación o la expresividad del rostro.

Equilibrio entre rasgos: Los tratamientos desarrollados  buscan siempre la armonía entre tamaño, forma y proyección de los diferentes elementos del rostro. 

Técnicas comunes en la armonización facial.

A continuación, te presentamos un listado de las técnicas médicas más habituales que forman parte del conjunto de procedimientos estéticos empleados en la armonización facial: 

Toxina botulínica: Ideal para suavizar arrugas dinámicas (las generadas por movimiento muscular) y corregir asimetrías como diferentes alturas o curvatura de las cejas. Se utiliza principalmente en el tercio superior del rostro. Rellenos dérmicos: Son sustancias inyectables como el ácido hialurónico  o el ácido poliláctico utilizadas para corregir volúmenes y formas en ciertas áreas faciales como pómulos, nariz, labios o línea mandibular. Ayudan a rellenar surcos nasogenianos, líneas de marioneta, ojeras e incluso cicatrices.

Hilos tensores: Permiten elevar y sostener tejidos produciendo un efecto lifting instantáneo sin cirugía. Están indicados para tratar flacidez en mejillas, óvalo facial, cuello y otras zonas con signos de laxitud cutánea.

Bioestimulantes del colágeno y la elastina: Son sustancias biológicas que nutre y estimulan la regeneración y redensificación de la piel con un potente efecto repulpante devuelve la lozanía propia de la juventud que se pierde por el paso de tiempo, pérdidas de peso o enfermedad.  

Peelings químicos: Consisten en aplicaciones de soluciones ácidas que aceleran la renovación de la piel eliminando manchas, pigmentación irregular, marcas, cicatrices  e imperfecciones cutáneas, promoviendo una superficie uniforme y luminosa.

Además de las técnicas médicas mencionadas, existen otros tratamientos médico estéticos de cirugía menor ambulatoria o mediante el uso de tecnologías como el láser o la energía IPL que pueden potenciar los resultados de un proceso de armonización facial, como pueden ser la reparación del lóbulo de la oreja, la eliminación de verrugas, nubus, queloides, tatuajes o micropigmentación ademas, mejoran los poros dilatados, rojeces y pequeñas arrugas presentes en la piel y por supuesto del vello indeseable en labio superior,  laterales del rostro o barbilla.

¿Cómo empezar un tratamiento de armonización facial?

Lo primero es acudir a un especialista que realizará un estudio completo de la morfología, fisiología y dinámica del paciente, a partir de dicho estudio el profesional médico estético propone un programa de tratamiento, generalmente en distintas sesiones, que paso a paso conseguirá un acabado estético, equilibrado y armonioso que permita al paciente seguir con su vida laboral y social durante todo el proceso debido a lo mínimamente invasivo y seguro de cada uno de los procedimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio